Alexander Malleta | Foto © Cubadebate / Ismael Francisco
Alexander Malleta | Foto © Cubadebate / Ismael Francisco

Pésima gestión arbitral define barrida de Holguín sobre Industriales

América Latina Cuba

Los elencos de Villa Clara y Holguín pasaron la escoba ante Ciego de Ávila e Industriales, respectivamente, en la continuación de la 58 Serie Nacional de Béisbol, mientras Las Tunas completó el parón de los espirituanos, resultados que generaron distancias abiertas en la tabla de posiciones.

Los holguineros le pasaron la escoba a los Azules, aunque con la ayuda de todos los santos, especialmente los terrenales. Si antier los árbitros se hicieron los desentendidos con las agresiones de los aficionados del Calixto García contra los jugadores de Industriales (en un partido que debió ser declarado forfeit a favor de los habaneros), este domingo tomaron la justicia, o la injusticia, por su mano, y desbalancearon el juego en el segundo inning.

La entrada la abrió el santiaguero Oscar Luis Colás con doblete sobre los envíos del pinareño Frank Luis Medina, quien le regaló boleto a continuación a Pedro Almeida. Al próximo bateador, Marnolki Aguiar, Frank Luis le tiró un lanzamiento pegado que rozó una de sus piernas, y automáticamente el árbitro Juan Miguel Licourt expulsó al pitcher, y sin que mediara nada de tiempo, fue expulsado también el mánager Rey Vicente Anglada, que salía en ese momento del banco a protestar. 

No ad for you

Para darle el beneficio de la duda al árbitro, quizás este se quedó conectado con lo que ocurrió el viernes, cuando tras un par de lanzamientos pegados comenzó una refriega entre Noelvis Entenza y el matancero Yasiel Santoya, quienes fueron a su vez expulsados en ese choque. Esta vez no medió ninguna advertencia previa, como debe hacerse antes de tomar una decisión como esa. Tampoco la situación explicaba un pelotazo vengativo de Frank Luis, quien tenía dos hombres en base sin outs, por lo que llenar las bases adrede, lejos de ser una venganza, hubiera sido una estupidez. O a Frank Luis lo botaron por estúpido, o es una mansa estupidez la que dirige los actos de algunos de nuestros árbitros.

Nuestros árbitros deberían recordar que el dead ball no es una jugada prohibida en el béisbol, no es una interferencia punible, ni una trampa castigable. El dead ball está en el juego de pelota, como el error, como el jonrón, como una lesión, o como cualquier otra jugada dolorosa para los integrantes del equipo que lo sufre. Si un bateador no tolera que le den un dead ball, no debería jugar pelota, aun cuando en este caso Marnolki ni siquiera se molestó.

Si un árbitro supone que un dead ball es motivo de expulsión automática en un juego de pelota, no debería ser árbitro de béisbol. Si tratando de evitar peleas subsiguientes, un árbitro decide expulsar a un pitcher tras dar un dead ball, debería saber que las consecuencias de su decisión serán siempre peores que si no hubiera echo nada, y hubiera asumido el pelotazo como lo que es, parte del juego de pelota. La expulsión debe ser una solución a un problema creado previamente, no debe ser nunca lo que cause el problema, entre otras cosas, porque al árbitro no lo expulsará nadie a su vez, aunque se lo merezca.

Para hacer más irreal el asunto, el lanzador de Industriales que sustituyó a Frank Luis Medina, Yandi Molina, tiró una bola pegada, muy similar a la del conflicto, contra el siguiente bateador Jorge Luis Peña, y también le rozó una de las piernas. Yandi Molina no fue expulsado por el árbitro, lo cual, de alguna manera, le dio la razón a Frank Luis y a Anglada, así como a Elrys Garrido, coach de primera base de Industriales, y a Gustavo Morales, el preparador físico de la tropa Azul, quienes también fueron echados del juego por protestar contra la expulsión del pinareño.

Y aunque se ha dicho millones de veces, vale la pena repetirlo: los árbitros no están para intervenir los juegos de pelota, como si fueran agentes nacionalizadores de una reforma agraria; están para darle la razón al que la tenga, para impartir justicia sobre lo que ocurra en un partido, y no sobre lo que no ocurra, o sobre lo que pase por la mente de los jugadores, o sobre lo que edifiquen ellos mismos, de buena o mala voluntad, en sus propias cabezas judiciales.

Tras las expulsiones, en la misma entrada, Holguín fabricó racimo de 5 carreras que desbalancearon el partido, ganado finalmente por ellos 8 carreras por 5, con 7 hits conectados. Los Leones, por su parte, dispararon 13 indiscutibles, 7 de ellos contra el abridor Carlos Santiesteban, quien se apuntó el éxito con trabajo de 5 entradas. 

Barridos a su vez por Sancti Spíritus en la subserie anterior, los villaclareños se desquitaron con Ciego de Ávila, que ha perdido 6 de sus últimos 7 encuentros. El triunfo final de 11-5 se lo apuntó Marlon Romero, a pesar de sufrir acoso de 9 hits, 2 cuadrangulares y 3 carreras, 2 de ellas limpias, en 6 y 2 tercios de entrada. Pero mejor no pudo ser el respaldo de sus compañeros, que dispararon 18 hits y fabricaron carreras en los 4 primeros episodios para dejar decidido el juego pronto. El artemiseño Miguel Lahera volvió a ser bombardeado, esta vez como abridor, mientras, entre otros consistentes al bate, destacaron Norel González, con jonrón y par de dobles, y Leandro Turiño, con 2 triples y 4 impulsadas.

Las Tunas también repitió su éxito de ayer. Con ataque de 16 hits y gran trabajo de Yudier Rodríguez, los tuneros completaron victoria de 6-2 sobre el sorprendente Sancti Spíritus, que solo había encajado 2 derrotas seguidas una vez en esta segunda vuelta. Durante 8 episodios, Yudier sometió a los Gallos, que se poncharon 6 veces, le pegaron 6 hits y le fabricaron sus 2 anotaciones. Los Leñadores volvieron a recuperar ventaja de 2 juegos en la cima, la misma distancia a la que se colocaron los Naranjas de los espirituanos.

Este martes comenzarán las subseries entre Villa Clara-Industriales, Ciego de Ávila-Las Tunas y Sancti Spíritus-Holguín.

Estado de los equipos

Las Tunas 25-14 (641)

Sancti Spíritus 23-16 (590), -2

Villa Clara 21-18 (538), -4

Ciego de Ávila 19-20 (487), -6

Industriales 16-23 (410), -9

Holguín 13-26 (333), -12

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Comentarios

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.