Maira Landa | Foto © YouTube Screenshot
Maira Landa | Foto © YouTube Screenshot

Escritora cubana residente en Puerto Rico publica su segunda novela, "Las Penitentes"


América Latina Cuba

Publicado el Martes, 19 Marzo, 2019 - 15:32 (GMT-5)


San Juan, 19 mar (EFEUSA).- La escritora cubana residente en Puerto Rico Maira Landa regresa, tras el éxito de Concierto para Leah, con su segunda novela Las Penitentes, que se desarrolla entre el presente y el pasado llevando al lector a seguir una historia paralela a la emigración nazi tras la derrota y la llegada de miles de ellos a diferentes países.

En entrevista hoy con Efe, la autora explicó que Las Penitentes, que publicó en noviembre pasado, tiene una leve continuidad de su primera novela, merecedora del Premio Nacional de Novela del PEN Club Internacional, por la mejor novela publicada en Puerto Rico en el 2010.

"Es una novela llena de intrigas", afirmó Landa, nacida en La Habana e interesada por aquel periodo de la historia que describe como "muy interesante, porque fue tan absurdo lo que sucedió y que llegó a niveles tan despreciables por matar a gente por gusto".

No ad for you

Landa afirma que en los libros de historia "se ocultan muchas cosas" y "han sido maquillados" por conveniencia de los escritores, a la vez que recordó que sobre 6 millones de personas, en su mayoría judíos, fueron asesinados en el Holocausto.

A su vez, relató que Las Penitentes trata sobre esta mujer, llamada Andrea, quien a sus cincuenta y pico de años encuentra una carta que le escribió desde Roma su madre, Klara, con quien se exilió a sus dos años a Buenos Aires, después de que Argentina abriera sus fronteras a los judíos de aquel tiempo.

"La historia de su mamá es un misterio, porque ella era muy parca", detalló Landa sobre la mujer, quien se casó y procreó a su Andrea de un hombre quien falleció antes de que la pequeña naciera.

Tras quedar viuda, Klara posteriormente conoce a otro judío en Buenos Aires, con quien se casa y ésta se convierte al judaísmo.

Al encontrar la misiva, Andrea, quien se dedicaba a restaurar obras de arte, le pide a dos de sus amigas, Valentina y Beatriz, residentes en Buenos Aires y Florencia (Italia), que la ayuden a encontrar lo que le pide su madre.

El trío de mujeres, según explicó Landa, lo proyectó en la obra para "llevar un mensaje femenino".

La novela, además de estar narrada en capítulos, incluye cartas, correos electrónicos y diarios antiguos de una fémina que Landa no quiso revelar su identidad.

Para continuar con la búsqueda, Andrea acude, tanto a la cancillería de Buenos Aires, como a la de Florencia, para obtener más detalles del misterio que dejó su progenitora.

Incluso, en Florencia, Andrea visita la estatua de madera policromada de María Magdalena penitente, que hizo el italiano Donatello, y en la que encuentra más información.

"Hay una serie de cosas que Andrea va descubriendo en este camino, y esta escultura tiene una gran preponderancia en la novela, que creo que es el eje de la novela", afirmó Landa sobre la única escultura que hizo Donatello de tamaño natural y de la que la autora presume que fue robada por los nazis.

"La novela es ficción, la historia a veces también", dijo Landa sobre el lema del ejemplar, del cual aseguró que "lleva un mensaje de penitencia que todos llevamos y que hemos hecho o hemos heredado también".

Sobre los nazis, Landa reconoció que estaba adelantado en diversos sectores, como en el manejo de químicos, tácticas y tecnologías militares, dando ejemplo de que fueron éstos quienes se inventaron la bomba de hidrógeno, la cual se presume que iban a lanzar encima de Nueva York.

"Yo digo que si no hubiesen sido derrotados, estaríamos hablando en alemán. Había submarinos nazis alrededor del Caribe y hasta bombardearon barcos mercantes", sostuvo Landa.

"Llama la atención del porqué pasó. Pasaban los años y las víctimas seguían en shock. Ahora se está desvelando mucho de lo que pasó. Parece mentira, pero a través de los años vivimos como si nada. Es una pena. Me identifico con el pueblo judío. Los admiro. Han tratado de eliminarlos, pero no han podido", subrayó.

Landa, reconocida por la UNESCO por su aportación a la literatura y a su gestión cultural en Puerto Rico, espera que su nuevo libro también sea leído obligatoriamente para estudiantes de escuela superior y de universidades en la isla y otros países de América Latina.

"Es más fácil aprender de la historia a través de una novela y que ellos se identifican con esa joven, a que coger una historia fría que es redundante", puntualizó Landa, quien el 31 de marzo presentará su nueva novela en Books and Books de Coral Gables, condado de Miami.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.