Polaquito, en una foto de archivo. | Foto © CiberCuba
Polaquito, en una foto de archivo. | Foto © CiberCuba

Sobre la venta de autos en Cuba: "Soy dichoso porque tengo un Polaquito”


América Latina Cuba

Publicado el Martes, 19 Marzo, 2019 - 05:57 (GMT-5)


Arturo ha vivido desde que tiene seis años para los carros. "Me encantaba meterme en el taller de mi papá y ayudar a arreglarlos", dice quien hoy, a los 43, se siente dichoso "porque tengo un Polaquito (como se le conoce a los Polski), que es lo más económico que uno puede encontrar en Cuba".

Con más de una década metido en el servicio de Rent a car, que utilizan turistas nacionales y extranjeros en la Isla, este ingeniero mecánico asegura que cada vez es más difícil comprar un carro en Cuba. Lo que se oferta hoy son los mismos autos de la renta, que el Estado compra en el exterior nuevos de paquete y que pasan a la venta cuando han recorrido 80.000 kilómetros y ya le han sacado un 'chorro' de pesos.

“No obstante, eso no les basta y les dan sobreuso y los venden también con más de 90 y 100.000 kilómetros caminados, cuando ya están destrozados. Amén de que haya mucha demanda, si estamos en temporada alta del turismo, como ahora, se manda a parar la venta y se siguen rentando hasta que ya no den más. Luego, ese desecho es el que va a parar a manos de la población", apunta Arturo.

No ad for you

“Así y todo, sigue siendo mejor comprárselos al gobierno, aunque estén todo desbaratados a veces, porque lo único que hay que hacer para acceder a ellos es justificar los ingresos y pagar algo 'por la izquierda', claro. Los que pueden hacerlo son artesanos y artistas, otros cuentapropistas poderosos y personas que viajan, que luego los revenden en la calle a quienes no tienen cómo justificar el dinero que tienen", explica el entendido en el tema.

De acuerdo con lo que agrega el taxista privado Nelson, de 51 años, esa es la razón de “que sigan la inflación y las largas colas de espera para comprar carros de la renta. El mismo Estado alienta a que suban los precios de éstos en la calle y estén cada vez más inaccesibles. La venta de autos en Cuba está secuestrada por una mafia que sigue los autos desde que salen de la renta, y, comisión mediante, siempre llegan al mejor postor".

"Por otro lado, no hay piezas de repuesto para los carros modernos y a los viejos se las inventan o se le ponen de las que trae la gente de afuera. Tenemos que morir comprándole los repuestos a los particulares porque aquí solo hay piezas para los militares y los ‘segurosos’, que casi siempre andan en CK".

“Hace rato es hora de quitar restricciones porque los que hoy aprobaron los precios de autos y motos de combustión interna, nada tienen que ver con el pueblo, al contrario, hacen y aprueban decretos para aumentar el sufrimiento del cubano. ¿A quién se le ocurre vender carros 0 kilómetros en 250.000 CUC en un país donde la gente gana 30 como promedio al mes? Creo que esos carros ya ni existen, los desaparecieron por las protestas de la gente, pero ahora te encuentras con un Audi que cuesta 110.000; un Kia Picanto, 42.000; un CK, 35.000; un Lada moderno, 30.000; y un Polski, 10.000, declara el propietario de un Chevrolet".

Adquirir un automóvil en la nación caribeña se ha convertido en una misión casi imposible toda vez que sus precios se han ido elevando desde que a fines de 2011 el gobierno cubano aprobara la compra-venta y la donación de vehículos como parte de una "restructuración" económica.

A tenor con lo que confiesa José Miguel, quien maneja desde hace tres años un taxi en divisa, "durante unos seis meses hace un tiempito estuvo en vigencia aquello de que comprabas un carro en el exterior y lo importabas y le entregabas al Estado uno viejo aquí. Pero eso lo quitaron rápido porque fue un invento para que los generales ricos de este país y sus familiares entraran el vehículo que les diera la gana. Mucha gente se quedó entonces con carros comprados fuera y nunca pudo entrarlos".

"Es ridículo que las principales causas por las cuales no se autoriza supuestamente la venta de autos a 'precios de mercado' sean la contaminación, la accidentalidad y el déficit vial. Resulta evidente que la mayor contaminación la propicia el viejo parque automotor que existe en el país, lo que se resolvería con la venta de autos modernos e impuestos sobre la circulación vial que se utilicen para reconstruir las calles".

"Tenemos que prepararnos para llenar las calles de autos y generar mayor consumo de combustible y congestión vial, pero no pueden seguirle cerrando las puertas a las oportunidades. El que tenga dinero para comprar un auto en el exterior o el que tenga un familiar que se lo quiera regalar, que tenga la posibilidad de importar uno. Un Lada, de 1989, puede costar hasta 35.000 CUC, ¿cuántos carros del 2005 se pudieran importar con ese dinero?", analiza.

En palabras del doctor Francisco, “hay personas honradas que podemos importar un auto y no todos queremos autos de último modelo ni esperar a que nos los regalen. Los que nunca hemos tenido ninguno propio, nos conformamos con poder adquirir el que sea. Además, podría sustituirse el viejo parque existente con alguna solución económica, como los créditos", por ejemplo.

“Hace falta una política de venta de autos a precios reales de mercado. Eso beneficiaría a muchas familias con niños y ancianos. Somos miles los que nos rompemos la cabeza y el bolsillo cuando necesitamos llevarlos a un turno en el médico o hacer cualquier otra gestión y tenemos que estar alquilando un taxi que nos cobra 'un ojo de la cara'. Es un abuso que no se nos permita comprar un carro, ya sea nuevo, o de uso, como pasa normal y naturalmente en el resto del mundo. Nos sentimos engañados".

"¿Quién sabe cuántos autos y motos se han vendido en Cuba y a qué precio y con qué ingreso por concepto de impuestos? ¿A quién le importan los médicos y otros profesionales que nos quedamos sin carro porque desapareció la posibilidad de comprarlos con una autorización? Antes con una carta podíamos comprar un carro en 3.000 dólares, pero en este lugar todo lo bueno dura poco, asegura apesadumbrado el médico de 37 años".


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.