Padres cubanos denuncian negligencia médica en la muerte de su bebé


América Latina, Cuba,

Publicado el Viernes, 29 Marzo, 2019 - 14:53 (GMT-5)


Hace más de un año, Joan Martínez Benítez e Isdelaide González Llorente perdieron a su bebé recién nacido, por presunta negligencia médica durante las labores de parto, en el Hospital Materno Hijas de Galicia, ubicado en el municipio capitalino de 10 de Octubre.

Por la misma fecha en que murió su hijo, el 10 de enero de 2018, a pesar del aturdimiento y empujados por el dolor, los padres interpusieron una denuncia que no ha sido atendida por las autoridades.

“Es importante aclarar, primero que nada, que no estamos pidiendo venganza, porque eso no nos va a devolver a nuestro hijo, pero lo que sí queremos es que se haga justicia, para que no mueran más niños por negligencia médica”, aseguró a Cubanet el padre del bebé fallecido.

No ad for you

“Nosotros acusamos a los involucrados ante las autoridades. Ellos abrieron el caso por negligencia médica, pero nunca más nos han dicho nada al respecto… Hemos ido a todas las instituciones del país y no nos dicen nada”, añadió.

El desgarrador testimonio de Isdelaide González, madre de la criatura, informa de los maltratos y poca atención que recibieron durante su estancia en el hospital desde que ingresó el 25 de diciembre de 2017.

Cuenta que llegó con contracciones y con 40.2 semanas de embarazo a la institución médica, pero que la mantuvieron en la sala de embarazo pre término hasta que, avanzada a las 41.3 semanas, descubrió que estaba expulsando excremento del bebé en lugar de lo que ella pensaba que sería el líquido de la fuente.

“Mi esposo y familiares estuvieron detrás de quien fuera la subdirectora en aquel momento, la Dra. Flora Vila Vaillant, pidiéndole que me hicieran cesárea, pero su respuesta fue que era cuando ella lo decidiera”, dijo Isdelaide al citado medio.

Ya con 41.3 semanas de embarazo y ante la insistencia de los familiares, el 2 de enero de 2018 la trasladaron a la sala de cuidados perinatales y le suministraron la primera pastilla de preinducción del parto, sin que pudiera avanzarse en el trabajo de parto.

“El día 4 me tocaba la 3ra y última pastilla de preinducción, ya el líquido lo tenía en cinco. La Dra. Maribel, que estaba de guardia ese día, me revisó y me dijo que al parecer el cuello del útero empezaba a madurar, que quizás pariría para el día 6”.

“Entonces se me reventó la fuente y empecé a soltar líquido, en eso entró la subdirectora Flora que ayudó a la doctora Maribel a empujarme la barriga hacia abajo. En medio de ese proceso la subdirectora le comentó a la doctora que lamentaba mucho que yo pariera en su guardia, porque mi marido era un insoportable”, reveló Isdelaide.

“Me pusieron en una camilla y me llevaron al salón para finalmente hacerme una cesárea de urgencia. Pero fue demasiado tarde, mi hijito no sobrevivió, y murió a los 6 días de nacido porque se le llenaron los pulmones de meconio, que no es más que su caca”, agregó desconsolada.

Según informa Cubanet, Isdelaide dio a conocer que la historia clínica sobre su caso fue manipulada por la subdirectora.

“La sorprendí quitándole hojas a la historia clínica y escribiendo otras nuevas. Cuando le pregunté, me dijo que ella hacía con la historia lo que le daba la gana. Lo denunciamos ante el director y nos dijo que no podía perder el tiempo con nosotros”, agregó Joan, el padre.

Según la información recogida por el citado medio, el bebé habría aspirado meconio, una sustancia híbrida que constituye el primer excremento de los recién nacidos.

Esto pudo haber sucedido cuando el bebé se encontraba en el útero a causa del sufrimiento fetal, debido a la larga espera. Se sabe que se le llenaron los dos pulmones, por lo que habría aspirado bastante de esa sustancia a través del líquido amniótico.

Casos como el de Isdelaide y Joanno no son aislados en la Isla. El estrés con el que acuden los cubanos a los hospitales es una realidad innegable a la que "los dirigentes del pueblo" no parecen conceder mayor importancia.

Muchísimos isleños evitan ir a recibir atención médica hasta el último momento, dado que no saben cuánto tiempo tendrán que esperar para ser atendidos y tampoco si les darán el cuidado requerido.

La situación precaria en que operan en la mayoría de los hospitales cubanos es conocida y forma parte de la falta de seriedad y la impunidad con la que funcionan las instituciones del país en general, pese a que el régimen haga ostentación de su sistema gratuito de salud y lo use como carta de presentación frente a la comunidad internacional.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram



Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.